Mérida, Yucatán; 26 de agosto de 2020 (ACOM).- Niños y jóvenes de la invasión conocida como “Forjadores”, ubicada al sur de Mérida, recibirán atención educativa por parte de facilitadores del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe) para continuar con sus estudios de nivel básico.

Este día, varios docentes del Conafe acudieron a este sitio para entregar material didáctico a los estudiantes, tras las gestiones realizadas por los padres, quienes incluso habilitaron un espacio dentro de este sitio para que los menores puedan acudir a realizar sus actividades.

“Entre vecinos hicimos donaciones de varillas para hacer un tinglado y que quede más espacioso lo que es la escuela. Ahorita entre toda la gente lo estamos limpiando y lo estamos arreglando para que esto se lleve a cabo”, explicó María Méndez Reynoso, ama de casa y habitante de este sitio.

“Aquí le sirve el apoyo a mi hijo porque aquí vienen los maestros a dar personalmente las clases, pues no contamos con televisión ni internet para que ellos continúen estudiando”, agregó.

En este sitio, dividido en 13 secciones de 30 casas cada una, aproximadamente, habitan unos 400 niños que tenían dificultades para acceder a las clases a distancia, debido a la carencia de servicios básicos, así como televisión, radio o internet.

Con el apoyo del Conafe, los estudiantes de preescolar a secundaria podrán continuar con sus estudios a distancia y sin tener que salir de la zona donde habitan.

Los padres de familia afirman que su intención es dotar a este espacio de instalaciones adecuadas para que los menores tengan un sitio idóneo para realizar sus tareas.

“Lo que estamos haciendo nosotros es para los niños, para que estemos bien y estudien. Como le podría decir, ahorita estamos poco a poco, vamos a ver si pintamos esto, vamos a ver si meterle tuberías, cable, todo lo que se pueda para poder estar en la educación de nuestros hijos. Ya llegó la oportunidad de que nuestros hijos entren a estudiar y nuestros hijos, necesitan estudiar”, apuntó, Aldair Pech, padre de familia.

Ahora, los habitantes de “Forjadores” esperan que las autoridades educativas garanticen que sus hijos podrán retornar a sus escuelas sin contratiempo, una vez que la contingencia por coronavirus lo permita.