Mérida, Yucatán; 10 de diciembre de 2021 (ACOM).- Trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia adviertenque no hay condiciones para abrir más zonas arqueológicas en 2022, debido a varias carencias que enfrentan los sitios que aún están cerrados.

El dirigente del Sindicato Nacional Democrático de la Secretaría de Cultura (SNDSC) en Yucatán, Daniel Vega Cepeda, señaló que las 8 zonas arqueológicas que aún no han entrado en operación desde que cerraron, tras la llegada del Covid-19, no cuentan con las condiciones de infraestructura ni personal necesarias para que puedan recibir visitantes.

«No es viable, puesto que no existe personal o existe, pero son vulnerables o hay falta de instalaciones de servicios sanitarios, el agua, que es esencial para higienizar en estos momentos de la pandemia que aún no termina y se aproxima la cuarta ola, según expertos en la materia», explicó.

 Los sitios de Balancanché, Acanceh, Sayil, Chalmultún, Aké, Xlapak, Oxkintok, Labná, así como las grutas de Loltún, permanecen cerrados al público desde hace casi 2 años, debido a que carecen de servicios para la higiene de los visitantes y otras cuestiones, según la agrupación sindical.

En ese tenor, se informó que se buscará la instalación de una mesa de diálogo con autoridades del INAH, con el fin de que se hagan notar las necesidades de los sitios que esperan poder entrar en funcionamiento, de modo que se cumplan las disposiciones que el propio instituto estableció.

«Son 15 puntos que marca el protocolo de retorno a la nueva normalidad, que se ha citado de la Secretaría de Cultura y, específicamente el INAH, que estos puntos se tienen que cumplir para la reapertura, cosa que han tenido la voluntad de caminar juntos con la comisión de seguridad y salud en el trabajo», remarcó.

Actualmente, están en funcionamiento los sitios arqueológicos de Chichén Itzá, Uxmal, Ek Balam, Mayapán, Dzibilchaltún, Izamal, Xcambó, mientras que recientemente se puso en funcionamiento a Kabah, luego de se cumplió con las condiciones de higiene necesarias.