Mérida, Yucatán; 16 de octubre de 2019 (ACOM).- El sector empresarial de Yucatán formaría un frente común contra la aprobación en la Cámara de Diputados de diversas disposiciones que combaten la facturación falsa y las empresas fantasma y la equiparan con delitos como el crimen organizado.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Mérida, José Loret de Mola Gómory, lamentó que los legisladores federales no hayan tomado en cuenta las aportaciones del sector empresarial para la medida, la cual calificó como una atropello para el sector productivo del país.

«Se nos hace aberrante que un empresario pueda verse involucrado por errores, omisiones, sin dolo de algo tan complejo, como es el sistema fiscal mexicano, y que se equipare con el crimen organizado», criticó. «Verdaderamente han perdido el foco de lo que requieren para ser legisladores».

Loret de Mola Gómory agregó que para Coparmex es una irresponsable decisión la que tomaron los legisladores, los cuales, dijo, ignoran lo que significa llevar una empresa, en cuanto a inversión de tiempo, dinero y esfuerzo para tener un «ejército» de abogados para poder cumplir los requisitos que marca la ley.

Como se recordará, la Cámara Baja aprobó en lo general diversas adiciones y reformas a la Ley contra la Delincuencia Organizada, la Ley de Seguridad Nacional, el Código Nacional de Procedimientos Penales, el Código Fiscal de la Federación y el Código Penal Federal, en donde se comprende la omisión en el pago de impuestos como delincuencia organizada, se combate la evasión a gran escala con simulaciones jurídicas, además de que se considerará contra la seguridad nacional cualquier afectación al fisco, por lo que en ciertos casos procederá la prisión preventiva oficiosa.

Ante esto, el sector patronal aseguró que se efectuará una batalla legal para defender al sector ante posibles atropellos.

«Por supuesto que se ha llamado a los socios de Coparmex para que encontremos las vías jurídicas para combatir esto. Sin duda, hay visos de inconstitucionalidad y se hará lo que se tenga que hacer. No olvidemos que había sanciones. Si impera el Estado de Derecho, como dice el gobierno federal, que se ejecute por la vía administrativa que es el caso, y que pueda derivar después de un juicio, una sanción, incluso, corporal y penal si algún empresario incurre en esto», dijo.

Loret de Mola señaló que esta situación permite que los empresarios estén sujetos a la discrecionalidad y escrutinio de la autoridad federal, lo que podría disminuir la inversión en el país.

«Con esto, pueden verse vulnerados nuestros derechos, al tener a discreción de la autoridad, desechar deducciones y crear créditos fiscales, ese es el problema, la discrecionalidad que genera una medida de esta manera», subrayó.

Mencionó que el propio Consejo Coordinador Empresarial (CCE) nacional se ha manifestado en contra de la medida, por lo que reiteró que habrá un frente contra la medida, al tiempo que llamó al sector a la unidad.

«Esperamos que, de forma unida, vayamos en contra de lo que es injusto. Se ha hablado mucho de que tiene que haber justicia y esto es injusto. Que no nos confundan con delincuentes», finalizó.