Ciudad de México; 20 de agosto de 2019 (Notimex).- Luego de que la Iglesia Católica señaló que el gobierno federal carece de voluntad de diálogo y maneja de manera unilateral los grandes problemas de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que respeta esa opinión y no polemizará al respecto.

En conferencia de prensa, el mandatario federal afirmó que es respetuoso de las iglesias, tanto la Católica como la evangélica, además de la comunidad judía y los no creyentes, e indicó que le satisface la postura del papa Francisco quien es su visita a México pronunció un discurso sobre pobreza, migración, el abuso de poder, sin embargo éste no fue replicado.

“No se difundieron las palabras del papa, y no recuerdo que en la historia de México un líder religioso haya hablado con tanta claridad sobre la pobreza y los abusos de poder en México… Hasta habló de cómo la misma jerarquía de la iglesia se ha olvidado del pueblo”, comentó.

Tras señalar que tiene simpatía por el jerarca de la Iglesia Católica, López Obrador aseveró que tiene buena relación con diferentes líderes religiosos, “nos respetamos, pero cada quien es libre de creer o no creer… Amor y paz”.

El domingo pasado, en su editorial del semanario Desde la Fe, la Iglesia Católica acusó que existe un Gobierno de la República sin voluntad de diálogo, que maneja de manera unilateral y unipersonal los grandes problemas de este país.

“No podemos resignarnos como ciudadanos individuales y menos como sociedad civil organizada a tener un gobierno que maneja de manera unilateral y unipersonal los grandes problemas de este país”