08 de agosto de 2019 (Quién).- Olivia Newton-John es una de las actrices más populares de la década de los 70, gracias a su papel protagónico como Sandy en la película Vaselina. Después de alcanzar la fama mundial, continúo su carrera en otras cintas, pero fue en 1992 cuando su nombre volvió a cobrar relevancia cuando anunció que le diagnosticaron cáncer de mama a los 44 años de edad.

Desde entonces ha pasado por distintos tratamientos para luchar contra la enfermedad. y ahora, 27 años después del primer diagnóstico, el cáncer regresó por tercera ocasión. En una entrevista que concedió al programa de televisión australiano 60 Minutos, habló sobre cómo lo enfrenta.
“Me considero muy afortunada de haber atravesado esta situación tres veces y seguir aquí, todos sabemos que moriremos algún día, pero no sabemos en qué momento”, expresó.

En esa misma entrevista la cantante reveló que prefiere no saber cuánto tiempo le queda de vida para disfrutar cada minuto como se debe.

“Si alguien te dice que te quedan seis meses de vida, es muy posible que sea así porque te mentalizas. Así que para mí, psicológicamente hablando, es mejor no tener idea alguna sobre el tiempo que me queda o expectativas de ninguna clase. Prefiero no pensar en ello y vivir el máximo posible”.

Es la tercera vez que Olivia Newton-John se enfrenta al cáncer de mama. La enfermedad ha llegado a la fase cuatro, en la que la metástasis se ha propagado a otras partes del cuerpo, por lo que se ha sometido a diversos tratamientos y quimioterapias, incluso, usa aceite de cannabis para ayudar a controlar su dolor.

“Realmente creo que el cannabis ha marcado una gran diferencia”, dijo. “Si no tomo las gotas, puedo sentir el dolor, así que sé que está funcionando.

“¡Estoy muy bien, mejorando cada día! Ese es mi lema. Mi batalla comenzó en 1992 y desde entonces he pasado por el quirófano, me he sometido a sesiones de quimioterapia, he tenido la suerte de hacer yoga, recibir masajes, homeopatía y meditación. Durante varios años estuve bien, pero ahora tengo metástasis”, dijo a la revista People.

A pesar de su enfermedad, la actriz continúa sus obras benéficas a favor de otros pacientes con cáncer y próximamente realizará una subasta en la que pondrá a la venta objetos personales como los pantalones y la chamarra de cuero que uso en Vaselina. Lo que recaude lo donará al Centro de Investigación y Bienestar del Cáncer Olivia Newton-John.

 

“Eres la persona más increíble, la madre más increíble, la embajadora más increíble. Y te amamos.”, dijo Jackman.

Newton-John expresó gratitud durante su entrevista en medio de su enfermedad: “Tengo tanta suerte de haber pasado por esto tres veces y todavía estoy aquí. Estoy viviendo con eso. Cada día es un regalo ahora, particularmente ahora”, añadió.