Estados Unidos; 24 de junio de 2019 (Grupo Fórmula).- Después del documental de HBO, Leaving Neverland, donde dos jóvenes relatan el abuso que sufrieron por parte del cantante Michael Jackson, ahora un canal británico realizó otra producción sobre los últimos momentos de vida del intérprete.

Killing Michael Jackson relata los sucesos de los detectives Orlando Martínez, Dan Myers y Scott Smith, quienes acudieron a la habitación donde dormía el Rey del Pop.

«Había notas autoadheribles o piezas de papel pegadas en toda la habitación y en las puertas con pequeñas frases. No sé si eran letras de canciones o pensamientos. Algunos parecían poemas. La habitación era… era un desastre”, reveló Martínez en la producción estrenada el sábado pasado.

Además, el 25 de junio de 2009, donde el médico Conrad Murray atendió al artista con un anestésico llamado Propofol, del cual encontraron varias botellas. Los detectives hallaron una siniestra muñeca en la habitación, una computadora e imágenes de bebés de anuncios comerciales, agregó el investigador.

Por esta muerte, Murray fue sentenciado a dos años de prisión en 2011 por homicidio involuntario, debido a una dosis fatal de la medicina que usaba Jackson para ayudarle a dormir, después de los ensayos para su gira mundial, llamada This is it.