Valladolid, Yucatán, 5 de octubre de 2020.- El Gobernador Mauricio Vila Dosal recorrió este día los municipios de Valladolid, Uayma y Tizimín para supervisar las acciones que se están implementando para apoyar a la población de la región oriente del estado que resultó afectada tras el paso de la tormenta tropical “Gamma”.

Luego de encabezar en Mérida la reunión del Grupo de Coordinación Operativa del Consejo Estatal de Protección Civil, el Gobernador se trasladó a esta zona del territorio estatal, en donde visitó espacios públicos en donde se cayeron árboles de más de 50 años, casas y calles que se inundaron, así como áreas de cultivo que registraron pérdida total de maíz, frijol y calabaza, principalmente.

Frente a estas situaciones, Vila Dosal pidió a la población afectada tener paciencia, ya que el Gobierno del Estado está trabajando en coordinación con las autoridades municipales para atender las principales necesidades de quienes más lo requieren y restablecer los servicios básicos, por lo que reiteró que en esta difícil situación no están solos, sino que cuentan con todo el respaldo de su administración.

Al respecto, el Gobernador informó que personal del Gobierno estatal ya se encuentra recorriendo las zonas afectadas para que en conjunto con los Ayuntamientos se realice la cuantificación de las afectaciones a fin de establecer los mecanismos de apoyo y solicitar que algunos municipios sean incluidos en la declaratoria de desastre natural del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

Acompañado de los titulares de las Secretarías de Desarrollo Rural, Jorge Díaz Loeza y Social, Roger Torres Peniche, Vila Dosal comenzó su recorrido por Valladolid, bajo lluvia durante toda la gira de trabajo, para inspeccionar la caída de varios árboles antiguos que fueron arrancados por los fuertes vientos, lo cual no había sucedido desde el paso del huracán Isidoro en el año 2002.

Posteriormente y en compañía del secretario del Ayuntamiento vallisoletano, Ramón Isaí May Tuz y el jefe del Estado Mayor de la 32 Zona Militar, General de Brigadier Enrique García Jaramillo, el Gobernador recorrió el barrio de Sisal, frente al ex convento de San Bernardino de Siena, donde las inclemencias del fenómeno hidrometeorológico arrancó un árbol de hule de más de 50 años de antigüedad, lo cual ha consternado a la población del lugar, ya que por décadas ha sido un símbolo representativo de esta colonia.

Autoridades municipales le explicaron a Vila Dosal que debido a la importancia que tiene este árbol, se realizan labores de perforación para permitir que las raíces expuestas puedan cimentarse de nuevo y, con ello, se propicie la permanencia de este icono natural.

Después, en la comisaría vallisoletana de Pixoy, el Gobernador visitó el predio de Julio Noc Yam, donde viven 4 familias compuestas por 15 personas, en donde el agua subió de nivel hasta cerca de un metro, dejando a los habitantes de este lugar sin servicio de electricidad.

Para ello, el Gobernador instruyó al titular de Sedesol para proveer dos pipas, una para remover el agua estancada y otra de agua potable para uso y consumo, además de una máquina perforadora desarmable para realizar un pozo de desagüe que evitará la acumulación del líquido y dará mayor seguridad a estas familias ante futuras lluvias.

Las pipas de agua potable serán facilitadas por el Gobierno Estatal mientras se restablece el servicio de electricidad que contribuye a bombear el agua desde el cárcamo correspondiente y que dota del vital líquido a los habitantes de esta comunidad maya.

Posteriormente, al recorrer las calles de esta comisaría, Vila Dosal visitó el predio de Dionisio Pech Dzib quien perdió su hogar, ya que éste fue destruido por la caída de un árbol que lo dejó sin un lugar para habitar o dormir, además de que provocó la pérdida de sus pertenencias debido a que quedaron enterradas bajo los escombros.

Como respuesta ante esta tragedia, el Gobernador le informó al veterano hombre que se le construirá una vivienda segura y un baño, pues no tiene familia y tampoco cuenta con recursos, pues toda su vida se ha dedicado a labrar la tierra.

“Me siento bien de salud a pesar del susto y le agradezco al Gobernador Vila Dosal por ofrecerme ayuda para reconstruir mi casa. Soy campesino y no tengo dinero para hacer una casa nueva por lo que el apoyo del Gobierno me ayudará a salir adelante”, expresó Pech Dzib.

Antes de retirarse de la comisaría de Pixoy, Vila Dosal platicó con los habitantes y les solicitó paciencia para que la ayuda llegue, ya que gradualmente el Gobierno Estatal en conjunto con autoridades municipales coordinarán acciones para ayudar a toda la población que ha sido afectada.

“Les pido paciencia ante estas afectaciones La recuperación sucederá poco a poco; se restablecerá el servicio de electricidad, agua y gradualmente saldremos de esta situación juntos”, reiteró Vila Dosal ante pobladores de esta comisaría vallisoletana.

Continuando con su gira de trabajo, el Gobernador acudió a la zona agrícola del municipio de Uayma para platicar con la alcaldesa Yamilí Cupul Vázquez sobre las afectaciones ocurridas en cultivos de calabaza, frijol y principalmente maíz, además de las pérdidas ocasionadas para apicultores de la región.

Ante ello, Vila Dosal recordó que aquellos apicultores que cuenten con su registro de Unidad Productiva Pecuaria (UPP) de la región, podrán acceder al seguro apícola que proporciona la Confederación Nacional Ganadera (CNG) el cual está diseñado para cubrir daños climatológicos e indemnizar a los productores.

Además, el personal de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder) acudirá a la zona para hacer un recuento de los daños en esta zona, donde el 90% de los habitantes se dedican a actividades del campo, y proporcionará asesoramiento para que los productores apícolas puedan acceder al seguro de 1,600 pesos que ofrece la CNG.

Finalmente en Tizimín, Vila Dosal, verificó las labores que se llevan a cabo con las máquinas perforadoras de pozos que están trabajando en el fraccionamiento Los Aguacates y la colonia Felipe Carrillo Puerto para retirar el agua que usualmente se encharca en una hondonada y que debido a las fuertes lluvias excedió su nivel de acumulación y alcanzó hasta 1.80 metros de altura, afectando a varios habitantes de esta colonia quienes perdieron electrodomésticos, muebles y ropa entre otros artículos.

Acompañado del alcalde de Tizimín, Mario González, el Gobernador visitó varios hogares afectados y les recalcó a los pobladores que una vez que el nivel de agua baje, la situación será evaluada para después, en coordinación de autoridades municipales, se perfore el terreno para crear pozos pluviales y evitar ese tipo de afectaciones.

Como último punto de visita en su extensa gira de trabajo, el Gobernador acudió a la comisaría de X-panbihá para platicar con los pobladores y constatar la valoración de daños.