Kinchil, Yucatán; 20 de junio de 2022 (ACOM).- El conductor de un automóvil Spark protagonizó en los últimos minutos de ayer domingo una aparatosa salida de camino, con volcadura incluida, en la carretera Kinchil-Celestún.

El hecho de tránsito ocurrió en la famosa “Curva del Diablo”, ubicada en el kilómetro 57, cuando el guiador identificado como Manuel F.M. perdió el control del volante y acabó entre la maleza.

Con él viajaban dos mujeres que terminaron lesionadas, entre ellas una menor de edad, quienes fueron valoradas por paramédicos de la ambulancia 21-L de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), quienes determinaron que no fue necesario su traslado a un hospital de Mérida.

Pese a lo fuerte del siniestro vial, que presuntamente se originó por un ‘pestañazo’, agentes de la SSP, así como de la policía municipal de Kinchil, acordonaron el área y controlaron la circulación para evitar otro percance mientras los Técnicos en Urgencias Médicas atendían a los heridos.

Y es que la “Curva del Diablo” es muy conocida por su peligrosidad entre los conductores de los pueblos aledaños, pero más para los turistas que no conocen la carretera y circulan a gran velocidad.

De acuerdo con reportes de prensa, al menos seis personas han muerto en ese sitio en lo que va de una década.