Mérida, Yucatán; 5 de marzo de 2019.- La planilla que encabeza el candidato Diego Lugo Interián junto con su compañera fórmula María Raymunda Ché Pech presentaron ante la Comisión de Procesos Internos del PRI Un recurso de impugnación por que el candidato Torres Rivas y Lila Frías estaría violando varios estatutos de ese partido al participar en la renovación de la dirigencia del tricolor.

Según se argumentó, el día 11 de enero de 2015 se firmó el convenio de coalición parcial que celebraron el PRI y el PVEM con la finalidad de postular fórmulas de candidatos a diputados por el principio de mayoría relativa 250 de 300 distritos electorales uninominales en que se divide el país, cargos de elección popular a elegirse en la jornada electoral federal ordinaria del día 7 de junio de 2015.

En su cláusula cuarta dice “del origen partidario de los candidatos a diputados federales de mayoría relativa que serán postulados por la coalición y señalamiento del grupo parlamentario o partido político en el que quedarían comprendidos en caso de resultar electos. Respecto de las 250 fórmulas a diputados federales, por el principio de mayoría relativa en los 250 distritos uninominales, materia del convenio y la distribución por la filiación de origen de los candidatos”.

Fue así como Torres Rivas se desempeñó como candidato original del PVEM y fue miembro de su fracción parlamentaria por lo que en nada le ayuda que haya sido en coalición ya que no fue postulado de origen por el PRI, por lo que no puede aducirse que continuo siendo militante.

En todo caso, tendría una doble afiliación generándose recursos de prerrogativas para los dos partidos lo que sería considerado un verdadero fraude con complicidades de los dirigentes del PRI.

Lo que fue más grave cuando es postulado candidato plurinominal por el PRI en 2018 sin cumplir los requisitos y aun siendo legislador del PVEM fue nombrado Secretario de Organización del Comité Directivo Municipal del PRI en Mérida, para luego ocupar la presidencia de ese partido en la capital yucateca.

Los denunciantes pidieron que esta situación sea revisada por esta comisión en términos también de las facultades de la Secretaria de Acción Electoral que dicen:

También se solicitó que se investigue si cubrió sus cuotas como dirigente que debió ser el 3 por ciento de su sueldo a menos que quiera evitar el pago de tres años de legislador del PVEM.

“Torres Rivas fue dirigente no debe mentir si aceptó ser candidato de otro partido para ocupó una diputación federal por sus intereses personales y debe asumir las consecuencias. No puede ser presidente del PRI, es ilegible” manifestó Lugo Interián.

También hizo notar que su compañera de fórmula Lila Frías votó a favor del presupuesto del gobierno actual emanado del PAN y en contra de la bancada priista en el Congreso del Estado.