Acanceh, Yucatán; 1 de abril de 2020 (ACOM).- Después que el gobernador de Yucatán  anunciara las nuevas disposiciones para hacer frente a la contingencia sanitaria por el COVID-19, varios municipios del estado se sumaron al llamado cerrando negocios, tal y como sucedió en Acanceh.

Este 1 de abril, el despertar de un nuevo día fue distinto: negocios cerrados, la presencia de la Guardia Nacional en el primer cuadro y la operación de la policía municipal exhortando a empresas y familias que se encontraban en la calle a regresar a sus hogares fue lo que se dejó ver.

Por otro lado, los puntos de venta de bebidas alcohólicas continuaron cerrados, luego de que el presidente municipal de Acanceh comunicara el cierre temporal hasta el día 20, manifestando las sanciones por no acatar estas disposiciones con medidas que van desde la clausura del negocio, multas y 36 horas de cárcel.

En la parte religiosa, la parroquia de Acanceh comunicó a través de la cuenta de Facebook del grupo parroquial Renacimiento el cierre del templo principal, así como también de capillas y la cancha parroquial, sumando con ello a la suspensión de actividades de grupos pastorales y actividades religiosas.

En lo que respecta la vida cotidiana del municipio, los más afectados por la pandemia son los mototaxistas, puesto que aún con el riesgo de contagio continúan con sus actividades, prestando sus servicios de transporte en la localidad.