En el mercado Lucas de Gálvez, como ocurre tradicionalmente cada julio, los vibrantes colores del aguacate verde, el mango amarillo brillante y la pitahaya rosa llamativa se adueñan tanto del interior como del exterior del mercado.

Estos frutos experimentan una alta demanda durante esta época del año, no solo debido a su delicioso sabor, sino también por sus precios accesibles. Después de haber registrado precios elevados durante la cuaresma, ahora es factible adquirir aguacates a $20 por kilo o $10 por una charola de tres unidades.

La pitahaya, una de las frutas preferidas durante la temporada de calor, se vende en un rango de precios que oscila entre $19.99 y $24.99 por kilo, mientras que el mango de la variedad Ataúlfo está disponible por $9.99 por kilo.

Foto de Internet

Estos productos se han convertido en los protagonistas en los últimos días, atrayendo a numerosas personas al mercado Lucas de Gálvez quienes consultan los precios de estas frutas. Es difícil encontrar a alguien que se vaya sin llevar al menos uno de estos deliciosos frutos.

Entre los productos esenciales en la cocina yucateca, el tomate se puede adquirir por $13 el kilo, la cebolla blanca tiene un rango de precios que va desde $9.99 hasta $15.99 por kilo, y la cebolla roja se encuentra entre $12.99 y $16 por kilo.

El kilo de limón oscila entre $5.99 y $9.99, la zanahoria se sitúa entre $11 y $13 por kilo, y la papa tiene un precio de $25 por kilo.

El mercado Lucas de Gálvez se presenta como una opción atractiva para los consumidores que buscan frutas frescas y productos básicos de cocina, ya que ofrece precios estables y una amplia variedad de opciones que satisfacen las necesidades de los compradores en esta temporada.