Mérida, Yucatán; 1 de agosto de 2019 (ACOM).- De manera incierta y poca expectativa inició la temporada de captura de pulpo en Yucatán, especie que se ha visto afectada por la depredación desde el año pasado.

Hasta hace unos días, se anticipó que la complicada situación que atraviesa la biomasa del pulpo, que fue presa de pescadores furtivos, impediría que la pesca sea atractiva para los hombres de mar por lo que pocos iniciarían su captura en tiempo.

Otro factor en contra, es que se anticipó que el pulpo se compraría entre los 60 y 70 pesos, aunque hay reportes de que este no rebasaría los 50 pesos, al menos, a inicios de este periodo de captura.

Según reportes de la Federación de Sociedades Cooperativas Pesqueras del Centro y Poniente de Yucatán, la depredación que ha tenido la especie, aunado al poco interés que presentan países como España e Italia para adquirir el producto, ha causado una baja expectativa entre los hombres de mar, quienes también enfrentan una inminente baja en el costo del producto.

Ante esto, se estimó que sólo el 50% de la flota saldría a pescar los primeros 15 días de la temporada, que es harían una evaluación de la cantidad de pulpo que hay en el estado.

El año pasado entre el 80 o 90% del total de la flota salió desde el primer día.

Según la información oficial, tienen permiso para pescar pulpo unas 450 embarcaciones mayores y 5 mil menores, quienes esperan que este producto pueda recuperarse hasta el mes de diciembre.