Mérida, Yucatán; 22 de septiembre de 2020 (ACOM).- Como estaba previsto, la zona arqueológica de Dzibilchaltún abrió sus puertas a los visitantes, tras 6 meses de estar cerrada, debido a la contingencia sanitaria por coronavirus.

En su apertura, el sitio recibió una baja cantidad de visitantes, según reportaron los responsables de la operación, aunque se espera que esta mejore los próximos días.

Dentro de las medidas para garantizar la salud de visitantes y trabajadores, se estableció un filtro a la entrada del sitio, en el que se mide la temperatura del visitante y se le aplica gel antibacterial, además de que se cuenta con dispensadores de alcohol en gel en otros puntos.

También, se mantendrá un aforo de 150 personas que podrán ingresar diariamente, en un horario de 08:00 a 16:00 horas.

Aunque el sitio permaneció cerrado, los trabajadores y custodios estuvieron efectuando labores de mantenimiento en los espacios, aunque se informó que estos días se intensificará el trabajo de limpieza en este sitio.