Motul, Yucatán; 19 de diciembre de 2022 (ACOM).- El juez de plaza, Ariel Avilés Marín, reconoció que «cometió un error», al permitir que los toros fueran lidiados en la corrida del pasado domingo 18 de diciembre, la cual fue suspendida ante la imposibilidad física de los animales de participar en la lidia, en la plaza «Monumental Avilés» de Motul.

En conferencia de prensa, un día después del polémico suceso, el juzgador, con amplia trayectoria en el ramo, reconoció que tuvo que violar el reglamento taurino de dicho municipio, pues aseguró que el festejo tenía que realizarse ante la aceptación del público.

«Yo si violé el reglamento y lo hice con la buena voluntad de que, estaba vendida una buena parte de la plaza, y no había que defraudar a la afición. El error es que no se siguió una instrucción. Fue con esa voluntad que pasé por alto lo que marca el reglamento», señaló.

La violación ocurrió luego de que los toros llegaran a Motul el sábado a las 22:00 horas para ser lidiados el domingo a las 16:00 horas, cuando la regla habla de que estos debieron llegar con una semana de anticipación.

Según Ariel Avilés, se le pidió a los cuidadores colocar azúcar y sal en el agua de los astados, de modo que estos se puedan recuperar de su viaje de 40 horas por carretera, algo que no se cumplió y por eso no pudieron ser toreados, pese a tener los elementos de trapío y peso para la lidia.

Recordó que decidió suspender el evento, luego de que el tercer toro de la tarde «ya no pudiera seguir en pie», al ser sacado al ruedo, ante la dificultad física que presentaba, decisión que fue apoyada por el alcalde de Motul, Roger Aguilar, quien reclamó al empresario de Protoro, empresa promotora, la situación del evento.

Sobre este asunto, el alcalde motuleño, Roger Aguilar Arroyo, dijo que en caso de que la empresa desacate esta propuesta, se le vetará de Motul, así como a los personajes que intervinieron en la polémica corrida, aunque espera que haya un buen acuerdo «para que no se afecte a la fiesta de los toros».

Asimismo, confirmó que hubo dos personas detenidas por usurpar al juez de plaza, las cuales fueron liberadas las primeras horas de hoy.

«El juez que suspendió la corrida va a continuar al frente de los eventos en Motul. La empresa tiene contrato por cuatro eventos y se tienen que cumplir. Lo mejor es que haya un acuerdo y se le regrese a la gente el espectáculo», apuntó.