Izamal, Yucatán, 31 de julio de 2020 (ACOM). – Autoridades locales colocaron rejas de madera en dos accesos al palacio municipal, a fin de que la única entrada al edificio público quede a un lado de la escalinata principal.

Dicha acción se realizó como parte de las medidas sanitarias por la contingencia del COVID-19 para que se pueda controlar la aplicación de gel antibacterial a los ciudadanos que acuden por cualquier trámite.

Sin embargo, el diseño de la reja de madera se aleja por mucho de lo que marca el reglamento de imagen urbana en materia de edificios coloniales del centro histórico.

Falta conocer la opinión del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) sobre estas acciones que contrastan con la imagen de esta ciudad considerada como uno de los primeros pueblos mágicos de México.