Mérida, Yucatán; 16 de marzo de 2019 (ACOM).- De los aproximadamente cinco mil litros de agua por segundo que la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay) produce en la actualidad, apenas se facturan dos mil, lo que significa que alrededor de un 60% se desperdicia por fugas y equipos distribuidores obsoletos, reveló Sergio Chan Lugo, director de esa dependencia estatal.

El funcionario declaró que desafortunadamente administraciones anteriores no previeron el monitoreo y revisión de esos equipos, y por desidia o caducidad muchos de esos presentan rupturas. En otros casos, sospechan de tomas clandestinas. Es decir, también hay «huachicol de agua».

El entrevistado sostuvo que mediante el ahorro que han logrado en esas oficinas, adquirieron equipos de rebombeo y tubería por 16 millones de pesos y eso lo que actualmente están renovando para mejorar la calidad y el servicio.

Tras recalcar que Yucatán es una de las entidades que menor precio cobra por el agua, dijo que es importante aprender y sembrar la cultura del cuidado y el ahorro entre los consumidores.

De igual forma, indicó que el 7 de abril próximo se realizará el sorteo de dos vehículos para premiar a los usuarios que están al día en sus pagos.

«Incluso se amplió el plazo hasta el 31 de marzo para que quienes paguen los pendientes de su servicio, puedan entrar a ese sorteo», señaló.

Chan Lugo dijo que actualmente están revisando todos sus sistemas y evaluando los porcentajes de agua que generan y distribuyen para tener un control sobre esa producción.

«Actualmente de los 5 mil litros por segundo que envía ese sistema, solamente dos mil se facturan, es decir, hay una pérdida económica en 3 mil litros de agua por segundo, situación que deberá corregirse lo más pronto posible», advirtió.

Por lo pronto, la Japay no recibe recursos de la administración estatal y prácticamente su operación y sistema depende del cobro del servicio a los usuarios en Mérida.