Mérida, Yucatán; 11 de julio de 2020 (ACOM).- Por la complicada situación económica que atraviesan las empresas de la construcción por la pandemia se ha estancado el trabajo para los alarifes yucatecos.

De acuerdo con el Sindicato de Trabajadores Terraceros y Albañiles, el número de obreros ocupados no ha incrementado debido a que las compañías no han incrementado su operación, lo que generó preocupación entre los trabajadores de la cuchara, el pico y la pala, quienes teman que vuelva el fantasma del desempleo.

«La verdad no se ha normalizado, estamos trabajando en un 30, 40% cuando mucho, no está al 100%. Hay muchos que con trabajo y van a hacer chapeo porque está ahorita el empleo temporal», afirmó Eusebio Moo Tec, secretario general del sindicato.

El 1 de junio pasado se determinó que la construcción ya era una actividad esencial por lo que se buscó retomar diversas obras detenidas, aunque la situación que atraviesan las compañías parece haber limitado la contratación de obreros.

De hecho, los trabajadores de la construcción reconocen que la situación es crítica y temen que haya desempleo.

«Dependiendo de las empresas constructoras. Si tienen recursos van a seguir, pero no si no tienen recursos. Hay amenazas de que van a cerrar, que muchos van a cerrar porque no le llega, no fluye», lamentó.

Se informó que la mayoría de las obras en desarrollo son privadas, sector que ha intentado sostener este rubro a lo largo del año.