Mérida, Yucatán, 24 de agosto de 2020 (ACOM).- Desde el inicio de la ley seca en Yucatán, las llamadas de emergencia por violencia familiar, de pareja y contra la mujer al 9-1-1 disminuyeron aproximadamente un 60%, de acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

En un reporte elaborado por la SSP que comprende la primera prohibición de bebidas alcohólicas en la entidad (del 10 de abril al 1 de junio) así como el segundo periodo que inició el 16 de julio y terminará el 17 de septiembre, se indicó que los reportes de violencia de pareja disminuyeron un 59.2%, al igual que la violencia familiar (61.1%) y la violencia contra la mujer (65.5%).

De acuerdo con información de la corporación policiaca, las amenazas de suicidio y los reportes de suicidios consumados también presentaron un notable descenso, con un 75.9% y 40.9% menos incidencia que antes de los periodos de ley seca.

En ese sentido, las riñas familiares disminuyeron un 39%, reportó la SSP.

Cabe señalar que el Decreto 273/2020 publicado el pasado 15 de agosto en el Diario Oficial del Estado de Yucatán ratifica la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas; como medida temporal de prevención sanitaria ante el estado de emergencia declarado por la afectación del COVID-19 en Yucatán.