Mérida, Yucatán, 16 de marzo de 2021 (ACOM).- Por segundo año y debido a la pandemia del nuevo coronavirus, la iglesia católica yucateca no realizará actos masivos religiosos durante Semana Santa.

El vocero de la arquidiócesis de Yucatán, Jorge Martínez Ruz, señaló que no se autorizarán actividades como el viacrucis, la marcha del silencio, la visita a las siete casas y el pésame a la Virgen.

Debido a las autoridades civiles no han levantado las restricciones establecidas por los protocolos sanitarios, se mantendrá una estricta supervisión en los accesos a las iglesias en los servicios religiosos, para que se respete el aforo permitido y las medidas sanitarias establecidas.

El año pasado, dijo, debido al confinamiento, las celebraciones se realizaron en los domicilios, este año hay cambios, podrán acceder un número determinado de fieles a las celebraciones religiosas, pero será un aforo del 30 por ciento en cada edificio.

En el caso de las iglesias ubicadas en la costa se ha pedido a los párrocos incrementar las celebraciones litúrgicas a fin de que la mayor cantidad posible de fieles acuda y quienes consideren participen, sin que se rebase el número máximo permitido y se cumplan con las medidas de sana distancia, uso de cubre bocas y desinfección en los accesos.

“Los fieles católicos podrán seguir las representaciones que se realicen de manera privada a través de los medios y las redes sociales, pero no se realizarán actos masivos y tampoco se permitirán procesiones y marchas”, manifestó.

El arzobispo de Yucatán, Gustavo Rodríguez Vega, presidirá las actividades de la Semana Santa en Santa Iglesia Catedral sin efectuarse el tradicional lavatorio de pies y la adoración de la Santa Cruz que se prolongaba hasta la madrugada, por lo que esta ceremonia será más breve y cada templo solo podrá aceptar a un número mínimo de asistentes.