Hasta un 70% de las familias yucatecas podrían estar viviendo situaciones de violencia, abuso o de cualquier índole, sin que ninguno de sus miembros pudiera recibir apoyo u orientación, incluso en total impunidad.

Al respecto, el presidente de la asociación civil «Hogares Maná», Víctor Chan Martín, alertó que este problema podría desencadenar situaciones de mayor violencia, principalmente hacia la niñez, debido a la carga emocional que enfrentan los adultos que, en ocasiones, desconocen que pueden recibir apoyo.

«De 10 familias, a lo mejor me quedo corto, pero yo creo que 7 de 10 familias viven eventos de experiencias adversas y no se están hablando. Entonces, imaginemos la vida emocional, la vida espiritual, incluso, de los niños que están viviendo experiencia adversa, están generando síntoma y no se está haciendo nada con él, eso nos preocupa muchísimo», externó.

Campaña ‘DILO’

El activista, acompañado de asociaciones civiles y del presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán (Codhey), Miguel Sabido Santana, presentó la campaña social «Dilo», a la que también se unieron instancias de gobierno estatal y municipal, con el objetivo de fomentar la cultura de buscar apoyo especializado, mediante estrategias de concientización masiva, enfocada atender casos de violencia doméstica, maltrato físico, abuso sexual, suicidio, entre otros rubros.

Los participantes afirman que promoverán la campaña a través de redes sociales, anuncios espectaculares y mensajes en paradas de autobús. También ofrecerán conferencias en escuelas dirigidas a los padres de familia.

Te interesa: Ayuda humanitaria de Yucatán llegó a Guerrero

También, agregaron, se busca fomentar la cultura de la denuncia, como medida de combate a la impunidad.

«Vamos a darle, como movimiento Dilo, herramientas a los padres, madres y cuidadores para que estas conductas que puedan generar alguna incomodidad, puedan ser atendidas de alguna manera. Ir con la autoridad correspondiente y hacer de manera legal un hecho que se ha percibido, entonces, hablarlo, reportarlo y denunciarlo», refirió Víctor Chan.

Se recalcó que la campaña tiene énfasis en los adultos, sobre todo padres y madres de familia, así como cuidadores, con el objetivo de que puedan ser los principales voceros para denunciar y reportar cualquier situación que pudiera afectar la integridad de un menor.

ACOM