Ticul, Yucatán; 28 de junio de 2020 (ACOM).- Sorpresa y consternación causó la aparición de varios animales de granja muertos con heridas en el cuello en la localidad de Yotholín.

Según relató Jessica Burgos Espejo en su cuenta de Facebook, sus cerdos amanecieron con unas perforaciones profundas sin rastros de sangre.

“Y al parecer ya había pasado hace una semana a doña Elide Cab con 10 cerditos y los rasgos son iguales”, agregó la vecina de la comisaría ticuleña.

La naturaleza de las heridas de inmediato desató comentarios en las redes sociales que hacían referencia al conocido mito del “chupacabras”, que nació en Puerto Rico a mediados de la década de los noventa del siglo pasado para “explicar” los ataques hacia animales de diferentes especies.

“Estén atentos con sus animalitos porque hace un momento escuchamos como que hay algo gigante en mi casa, pero no lo encontraron (sic)”, concluyó Burgos Espejo.

Habitantes del lugar también atribuyeron la causa de muerte a un parásito o problemas de garrapatas en los cerdos.