Mérida, Yucatán; 19 de agosto de 2019 (ACOM).- Asociaciones civiles y diversos colectivos presentaron amparos en contra de la votación secreta, en la que legisladores locales rechazaron la iniciativa del matrimonio igualitario en Yucatán.

Según informaron en rueda de prensa, se trata de una serie de acciones que se realizarán para conseguir que en la entidad sea legal la unión entre personas del mismo sexo.

“Presentamos dos demandas de amparo en contra del Congreso de Yucatán por haber realizado una votación secreta al decidir sobre la iniciativa del matrimonio igualitario, el pasado 15 de julio, las cuales ya fueron admitidas en el Poder Judicial de la Federación”, precisó Kelly Ramírez Alpuche, presidenta de la asociación Igualdad Sustantiva Yucatán.

Según la activista, se trata de las demandas interpuestas por los afectados y sus familiares en el juzgado tercero de distrito federal, bajo la causa 1052/2019, así como la acción presentada por colectivos ante el juzgado cuarto de distrito, en el expediente 1058/2019.

Como se recordará, la iniciativa del matrimonio igualitario fue desechada dos veces en el pleno del Legislativo estatal, en sesiones efectuadas en mayo y julio, algo que generó diversas movilizaciones de quienes apoyan la medida en Yucatán.

En este mismo acto, se acusó a los diputados de efectuar la votación como cortina de humo, ya que, en esa misma sesión, se aprobó el millonario préstamo que hará el Gobierno Yucatán para una estrategia de seguridad.

“Se escondió cobardemente de manera antidemocratica, votando de manera secreta. El agravio añadido, fue que esa segunda votación tuvo como principal objetivo opacar de los medios de comunicación la aprobación de cuestionables presupuestos al gobierno de Yucatán, pero esto tampoco nos detuvo”, apuntó Amelia Ojeda, representante de la Unidad de Atención Sicológica, Sexológica y Educativa para el Crecimiento Personal (UNASSE).

Los colectivos en pro de los derechos de la comunidad LGBT ya habían promovido un amparo la primera vez que la iniciativa del matrimonio igualitario fue desechada, además de que iniciaron un movimiento para presentar una iniciativa similar en torno a la unión de parejas del mismo sexo.

Sin embargo, afirman que seguirán en pie de lucha hasta que esto sea una realidad en el estado.

“Estas dos demandas de amparo son las primeras de muchas acciones legales, sociales y culturales que adoptaremos en conjunto como el frente de derechos de la población LGBT. No es seguro un estado con homofobia institucionalizada, no es seguro un estado en el cual grupos gastan grandes cantidades de recursos en organizarse para promover información falsa sobre la comunidad LGBT”, mencionó el activista, Alex Orué.

De admitirse los amparos, los juzgados federales obligarían al Congreso local a efectuar de nueva cuenta el abordaje de la iniciativa del matrimonio igualitario bajo un esquema que no incluya la votación secreta.

Sin embargo, Carlos Escoffié, representante del Colectivo para la Protección de Todas las Familias, dijo que también se demandó el fondo de la propuesta, es decir, que se denunció que los legisladores locales violaron el pacto federal para la protección de los derechos humanos, lo que generaría que la medida tenga que ser aprobada.

Según se informó, la resolución podría tardar varios meses, aunque los activistas precisaron que seguirán su labor de promoción de los derechos de la comunidad LGBT.