Mérida, Yucatán; 14 de octubre de 2021.- Con el propósito de reforzar la cultura de la prevención, eje prioritario del Gobierno de Mauricio Vila Dosal, la Coordinación Estatal de Protección Civil (Procivy) instaló la Mesa de Gestión Integral de Riesgos con representantes de las dependencias del Ejecutivo, en el marco del Día Internacional para la Reducción de Riesgos de Desastres.

Con ello, aseguró el titular de Procivy, Enrique Alcocer Basto, Yucatán dio un paso adelante en la coordinación interinstitucional, para conjuntar personal, esfuerzos, programas, competencias, recursos y acciones para minimizar la vulnerabilidad ante situaciones naturales o antropogénicas.

En la primera de varias reuniones con integrantes de dependencias del Gobierno del Estado, explicó que se presentó el Atlas de Riesgos del Estado, sistema de información geográfica que se actualiza cada día, está integrado al nacional, ya no es un libro e involucra a servidores públicos en estas labores.

La Mesa tuvo como objetivo conocer las acciones que ya realizan las dependencias involucradas, para homologar criterios de actuación, y que los proyectos incluyan esta gestión integral, que ha pasado de ser una variable a un rubro fundamental de la política estatal.

Durante la reunión, la titular de la Administración del Atlas de Procivy, Cinthia Mendoza Sima, resaltó la importancia de la participación articulada de las y los servidores públicos, en la identificación y reducción de riesgos, para la toma de decisiones y atención de emergencias con respaldo económico.

El referido sistema se enriquece con aportaciones de varias instancias, que consideran diversos enfoques para su uso en los programas y proyectos que realiza el Gobierno del Estado, de forma homologada y bajo los mismos criterios.

Asimismo, explicó que el Índice de Gestión de Riesgos (IGR) mide la organización, capacidad y desarrollo institucional, para reducir la vulnerabilidad y las pérdidas, además de prepararse para responder y recuperarse de cualquier contingencia.

Son posibles los desastres generados por causas geológicas (hundimientos, sismos y volcanes), hidrometeorológicas (ciclones tropicales, inundaciones, mareas de tormenta y erosiones costeras) y químicas tecnológicas (incendios forestales, fugas en ductos y otros), expuso.

Resaltó también la importancia de analizar necesidades y competencias, fijar políticas públicas para fortalecer la prevención, organizar y coordinar operaciones, planificar respuestas y sistemas de alerta, dotar de equipos o herramientas y desarrollar simulacros.

En cuanto a la identificación de riesgos, planteó que son esenciales el permanente monitoreo de amenazas y pronósticos, las evaluaciones de vulnerabilidad y una permanente capacitación en gestión integral de riesgos.

En ese sentido, Alcocer Bastó llamó a prepararse para la Medición IGR, un conjunto de indicadores relacionados con el desempeño en la materia, por cada entidad federativa, a cargo del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) del Gobierno de la República.