Mérida, Yucatán; 18 de noviembre de 2022 (ACOM).- La representación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Yucatán inició con la colocación de las «Alertas Amarillas», distintivos que se pegan en mecanismos de medición de unidades, como básculas y bombas despachadoras de combustible. 

Al respecto, Martha Velázquez Castro, titular de la Profeco en la entidad, comentó que con esta estrategia se garantiza que se expenderá la cantidad exacta de producto solicitado.

«Ya se están colocando las alertas del sello amarillo con aquellas empresas que están cumpliendo con sus calibraciones y, que al momento de ejecutar la acción, resulta que sus básculas están 100% calibradas, obviamente con la venia o la revisión de Profeco, ahí ya se colocan», explicó.

Se informó que en la entidad ya se han colocado los primeros 250 sellos en diversos establecimientos, por lo que llamó a la población a estar al pendiente para verificar que los comercios cuenten con este mecanismo, ya que da certeza de la compra.

En torno a la vigilancia por el Buen Fin, la funcionaria federal precisó que se estará verificando que se cumpla con las promociones que presentan los establecimientos.

En ese tenor, pidió a las personas notificar a la Profeco para que estos acudan a verificar la situación, labor que se hará a través de brigadas.

«La intención es que haya una conciliación entre el proveedor y el consumidor. En 2021, hubo 250 reportes en el Buen Fin, aunque ninguno terminó en queja porque se conciliaron. El principal reporte es que no se respetan los precios o confusiones en las promociones», mencionó.