El impulso económico en Mérida sigue siendo una prioridad para el Ayuntamiento, y el programa Macromer es una muestra clara de este compromiso, pues bajo este esquema, se han distribuido más de 5.4 millones de pesos para autorizar 29 créditos, principalmente a mujeres emprendedoras, lo que ha contribuido significativamente a la generación de 132 empleos en la ciudad.

El alcalde Alejandro Ruz Castro destacó el impacto positivo de Macromer en la comunidad empresarial, resaltando el esfuerzo y la visión de aquellos que buscan mejorar sus negocios y, por ende, el bienestar de sus familias. 

Préstamos hasta de 350 mil pesos

Este programa, a cargo de la Dirección de Desarrollo Económico y Turismo, ofrece financiamientos que van desde los 101 mil hasta los 350 mil pesos, con una tasa de interés anual del 8%.

Macromer Mérida Además de Macromer, el Ayuntamiento ofrece otros programas como Micromer, que brinda financiamiento de hasta 100,000 pesos con un interés del 7%, y Mi Primer Crédito, dirigido a jóvenes emprendedores con préstamos de mil a 20 mil pesos y cero por ciento de interés. En conjunto, estos programas han entregado 165 créditos, generando 467 empleos en Mérida.

Constatan beneficios de primera mano

En una visita a la tienda de abarrotes “La Amistad”, propiedad de Telma Baak Chel, beneficiaria de Macromer, el alcalde pudo constatar de primera mano el impacto positivo de este financiamiento en el crecimiento del negocio y la creación de empleos en la comunidad. Baak Chel, quien ha recibido seis créditos en total, destacó cómo el apoyo del Ayuntamiento ha permitido que su negocio prospere.

Macromer Mérida

Por su parte, el director de Desarrollo Económico y Turismo, José Luis Martínez Semerena, detalló que hasta el momento se han otorgado 29 créditos de Macromer, beneficiando a 23 emprendedores. Este programa, financiado con recursos propios del Ayuntamiento, está diseñado para aquellos beneficiarios de Micromer que buscan expandir sus empresas.

Los negocios beneficiados abarcan una amplia gama de sectores, desde la venta de ropa y alimentos hasta servicios contables y automotrices, destacando el impacto diversificado de estos programas en la economía local.