Mérida, Yucatán; 21 de diciembre de 2020 (ACOM).- Integrantes del sector pesquero de Yucatán pidieron que se permita la captura de otras especies marinas como estrategia para mejorar la productividad.

Representantes de cooperativas pesqueras del centro y poniente de Yucatán, junto con la Cámara de la Industria Pesquera y Acuícola (Canainpesca) se unieron para proponer la posibilidad de que se pueda aprovechar otras pesquerías, incluso, las que se encuentran en veda permanente, como el pepino de mar y el caracol blanco.

«Queremos que las autoridades federales apoyen al sector para poder incursionar en la captura del caracol blanco que ya tiene más de 30, 40 años que está cerrada en el estado, cuando en Campeche y Quintana Roo se da de manera comercial y aquí, solo se obtiene por la vía ilegal», dijo Ana María Frías Salazar, representante de cooperativas pesqueras del poniente de Yucatán.

«Tampoco hemos capturado pepino de mar, hemos dejado descansar a esta especie por dos años, consideramos que como paliativo porque siempre ha sido redituable, este año, se nos otorgue permisos para capturarla, pues tiene una alta demanda y valor comercial», externó.

También se propuso aprovechar otras especies como el pez león, la cual es considerada una amenaza, aunque también se presenta como un platillo exótico para los turistas, junto con el calamar y la raya.

Según el sector pesquero, el aprovechamiento de estas especies permitirá diversificar las opciones que hay en la entidad, ayudando a disminuir la explotación del pulpo y el mero, las cuales, se encuentran afectadas.

Asimismo, y tras las afectaciones económicas que generó la pandemia por coronavirus, las cooperativas pesqueras ofrecieron otras opciones de ingresos para sus comunidades, de modo que la captura de especies no sea la principal actividad que realicen, así como establecer refugios para la protección de estas mismas.

«Podemos hacer esnórquel, visitar los manglares, salinas, o sea, tenemos variedad de cosas para ver. Entonces, yo pienso que tenemos que pedirles a las autoridades que nos echen la mano para hacerlo realidad», aseveró Juan Couoh representante de cooperativas pesqueras de Chabihau.

«También es importante que busquemos repoblar las especies de pepino de mar, mero rojo, langosta y muchas especies. Queremos que haya refugios, como hay en Celestún, que abarque todo el litoral de la costa de Yucatán», propuso Ricardo Domínguez, presidente de cooperativas pesqueras de Celestún.

En ese sentido, también se solicitó, una vez más, mejorar la inspección y vigilancia en mar y tierra, de modo que se pueda combatir el furtivismo y se garantice la correcta práctica de las artes de pesca.

Por otro lado, se pidió a las autoridades federales el regreso de los subsidios para los pescadores, como el de combustible, de modo que se pueda seguir compitiendo en el mercado.

«Este 2020 se dejó de dar, está haciendo que seamos menos competitivos a nivel internacional», dijo Enrique Sánchez, presidente local de Canainpesca.

Se informó que todas estas propuestas serán presentadas ante el Consejo Estatal de Pesca de Yucatán, de modo que pueda llegar tanto a las autoridades locales, como a la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca), a nivel federal.