Izamal, Yucatán, 23 de agosto de 2022 (ACOM). – Habitantes de la comisaría de Citilcum acudieron a las oficinas del catastro municipal de Izamal para exigir que se esclarezca la situación jurídica de María Toledo la mujer que afirma ser la propietaria de 50 hectáreas de tierras ejidales, cerca de donde circulará el Tren Maya.

Las personas manifestantes temen ser desalojadas o despojadas de las superficies que ocupan desde hace 40 años por lo que llegaron acompañadas de Aleida Ramírez Huerta, integrante de la organización Antorcha Campesina.

Ante la protesta con pancartas, una comisión fue recibida por el director del Catastro Municipal, Ismael May.

Después de la reunión con el funcionario, Ramírez Huerta informó que la persona que se hace llamar María Toledo había comenzado a fraccionar la superficie en favor de sus hijos a los que les ha donado diversas extensiones de terrenos.

Explicó que acudieron el apoyo de los afectados para asesorarlos e indagar cómo la persona en cuestión se hizo de tantas tierras y por qué en más de 30 años jamás acudió a reclamar su propiedad, como hace ahora, justo donde cruzará el Tren Maya.

Observó que el reclamo de María Toledo no solo afecta a los posesionarios de los terrenos, sino que también a autoridades estatales y municipales porque se dice dueña del área donde se localiza un campo deportivo y una escuela primaria con 12 salones.

Lo más extraño es que hasta el momento nadie conoce a la señora Toledo y ya se pone en duda que exista.