Mérida, Yucatán; 5 de julio de 2020 (ACOM).- La Asociación de Recicladores de Yucatán protestó esta mañana de forma pacífica para pedir la reapertura de sus negocios, pues afirmaron que muchas familias dependen del reciclaje.

La caravana de automóviles tomó el periférico de Mérida para exigir permisos y así operar con toda formalidad, siguiendo los lineamientos que les impongan las autoridades.

Aseguraron que el reciclaje segrega un alto porcentaje de recursos reciclables (basura), lo que evita que estos se vayan al relleno sanitario y se conviertan en contaminantes.

Informaron que la economía de muchas familias dependen de los recursos reciclables.

El presidente de la Asociación, Gabriel Molina Vázquez, dijo que se unieron a la protesta de la Conimer a nivel nacional para que las autoridades “no sigan perjudicando al eslabón más débil que son los pepenadores”.

“Estamos cansados de que nos prometen apoyo para regularizarnos y hasta el día de hoy las autoridades no han cumplido”, criticó.

Es la segunda protesta pacífica que se realiza durante este año.