Mérida, Yucatán; 3 de septiembre de 2020 (ACOM).- Con el fin de detectar oportunamente casos de coronavirus en Yucatán, se han instalado módulos itinerantes en Mérida y en el interior del estado.

La brigada ‘Amigos de la Salud’ recorre las casas para informar que se realizarán pruebas gratuitas de COVID-19, mismas que en una clínica particular tienen un costo de 4 mil 500 pesos.

Al día se atenderán 200 personas, que pasarán por un filtro, donde personal de salud hará unas preguntas para detectar si la persona ha presentado algún síntoma en los últimos cinco días.

De salir positivo en el test, se realizará una entrevista para conocer los datos generales de la persona, que posteriormente serán enviados a un sitio de internet para alimentar una base de datos que se utilizará como referencia para el rastreo.

El último filtro es el exudado faríngeo con un hisopo esterilizado, que se colocará en un envase especial para conservar la muestra biológica y trasladarla a un laboratorio para su examinación.

Cada módulo está compuesto por ocho trabajadores de salud, entre médicos, enfermeros y químicos. Todo esto bajo los estrictos protocolos de higiene y medidas de seguridad.