La pugna porque se concrete la ampliación del puerto de altura de Progreso continúa, ante la incertidumbre que se ha generado por que el proyecto aún no ha iniciado.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Yucatán, Alejandro Gómory Martínez, confió en que el gobierno estatal y federal puedan ponerse de acuerdo.

También se reconoció que, si el proyecto no se concreta, se tendrá que buscar otra manera para conseguir el objetivo.

«Este es el quinto intento que se hace por lograrlo. Qué les dice esto que, si no jala, cerramos este capítulo, hasta que lo logremos. Es algo que todos queremos y es algo que vamos a lograr», aseguró.

Reconoció que contar con un puerto de altura con mayor calado y mayor extensión, permitirá el arribo de barcos de mayor tamaño que podrán transportar más contenedores para exportación, así como cruceros con mayor capacidad turística.

Sin embargo, hasta ahora el gobierno federal, a través de la Secretaría de Marina, no ha otorgado la cesión parcial de derechos al gobierno de Yucatán.

La Federación se inconformó por la creación de un organismo estatal que se haría cargo de la operación del puerto, al considerar que el Ejecutivo estatal se extralimitó en sus funciones.

Gómory Correa insistió en su deseo de que haya un acuerdo entre las partes involucradas, de modo que se privilegie el proyecto, en beneficio de los diversos sectores económicos de Yucatán.

Leer también: Ampliación del puerto de altura en duda

«El gobierno federal sí quiere que suceda, el gobierno estatal tiene los medios para hacer que suceda y yo creo que es nada más que afinen los detalles», apuntó.

Recientemente, la Secretaría de Fomento Económico y Trabajo (Sefoet) reconoció que el Ejecutivo ya cumplió con todos los requisitos estipulados por la Federación para que pueda realizarse la ampliación del puerto de altura de Progreso, sin que hasta ahora haya «luz verde» para que este añorado proyecto pueda ver sus primeros pasos.

ACOM