Mérida, Yucatán, 21 septiembre 2020.- En representación del gobernador Mauricio Vila Dosal, a invitación de la Embajada de México ante el Vaticano, la titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG), María Fritz Sierra, atestiguó la ceremonia virtual de entrega de la condecoración Ohtli al monseñor Jorge Carlos Patrón Wong, el primer yucateco que obtiene esta distinción.

A nombre del titular del Ejecutivo estatal, la funcionaria resaltó el reconocimiento que recibió quien funge como secretario para los Seminarios de la Congregación para el Clero de la Santa Sede en Roma, en el marco del 28 aniversario de la reanudación de las relaciones diplomáticas entre México y el Vaticano.

“Es una merecida distinción que nos hace sentir orgullosos porque enaltece a Yucatán, y a todo el país, por su labor de apoyo a los connacionales en el extranjero”, manifestó.

Fritz Sierra resaltó no sólo la trayectoria de servicio de monseñor Patrón Wong, sino también su sentido de generosidad y su vocación de dar sin pedir nada a cambio; sin duda, un ejemplo a seguir por las actuales generaciones, sobre todo en las circunstancias de la pandemia.

En ceremonia virtual, transmitida vía streaming a los círculos diplomáticos y a la comunidad mexicana y del exterior, el embajador de México en la Santa Sede, Alberto Barranco Chavarría, otorgó la medalla al clérigo, que incluyó una roseta de plata y un reconocimiento otorgado por el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME), como aprecio al valor de las actividades que realiza en pro de sus compatriotas.

Asimismo, hizo hincapié en que la presea Ohtli se le confirió a un mexicano ejemplar, que ha dedicado gran parte de su vida a “abrir brecha” en el extranjero para que las generaciones más jóvenes que le han seguido encuentren un camino relativamente más fácil de andar.

“Esta condecoración que le entrega hoy el Gobierno de México a Monseñor Patrón Wong representa un reconocimiento para un mexicano de perfil internacional en siembra permanente de fraternidad, armonía y justicia. Una distinción que honra a quien la recibe y honra a quien la entrega”, puntualizó.

En su intervención, Patrón Wong agradeció esta condecoración a nombre emérito de tantas personas que lo han acompañado a lo largo de la vida y que con su aporte, lo han formado como ciudadano mexicano, cristiano y sacerdote católico, enseñándole que la vida es una vocación de servicio y amor.

A su vez, hizo un llamado a sus connacionales y al Gobierno para construir un país unido y en paz, y a no claudicar en sus esfuerzos por hacer juntos una patria fraterna, honesta y solidaria.

También, dio las gracias al Papa Francisco por permitirle colaborar en la Santa Sede y extendió el gesto a sus padres, hermanos y sobrinos que le han permitido ejercer su vocación, además de a “tantos mexicanos que con su amor, cariño y esfuerzo entregan su vida para sacar adelante a sus hogares”.

El arzobispo expresó su reconocimiento a las madres y padres de familia que “con el sudor de la frente luchan todos los días para ganar el pan y los medios necesarios para educar a sus hijos”, pero también a los gremios docente, religioso y laico que han dedicado su existencia a servir a las demás personas.

Los organizadores del evento destacaron y agradecieron la presencia a distancia de la titular de la SGG, al igual que del subsecretario de Desarrollo Social y Asuntos Religiosos, Víctor Hugo Lozano Poveda.

Jorge Carlos Patrón Wong nació en la ciudad de Mérida, Yucatán, el 3 de enero de 1958. Es hijo del matrimonio Wilberth Patrón Montes y Carmen Wong Mayín. Realizó sus estudios sacerdotales en el Seminario Conciliar de Yucatán, siendo ordenado presbítero el 12 de enero de 1988 por el arzobispo de Yucatán Manuel Castro Ruiz.

De 1988 a 1993 realizó estudios de especialización en Teología Espiritual y en Psicología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. A su retorno, el monseñor le otorgó el cargo de vicario en las parroquias de Ticul y de Tizimín.

El 12 de mayo de 2000, el arzobispo de Yucatán, Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, lo nombró rector del Seminario Conciliar de Yucatán y de 2002 a 2008, fue presidente de la Organización de Seminarios Mexicanos (Osmex).

Además, en 2008 fue electo presidente de la Organización de Seminarios Latinoamericanos (Oslam). A su vez, fue designado como obispo de Papantla de 2012 a 2013.

Ohtli es una palabra náhuatl que significa camino. De acuerdo con el destacado investigador Miguel León Portilla, “en los códices se señalan los caminos con huellas de pies. Así se marcaban los rumbos a donde iban mujeres y hombres”. Al despedirse los nahuas dicen en su lengua ¡Cualli Ohtli!, que puede interpretarse como “¡Buen camino!, el que tú y yo, nosotros, todos, debemos andar”.

El reconocimiento Ohtli es la máxima distinción otorgada por el gobierno de México a miembros de la comunidad mexicana en el extranjero.