Izamal, Yucatán; 17 de septiembre de 2020 (ACOM).-  Después de 21 días de gremios y misas el Cristo de la Exaltación fue subido a su nicho luego de una celebración que presidió Fray Mario Gabriel Moo Chalé.

Ante la presencia de un restringido número de fieles en el interior del templo, la venerada imagen la habrán de bajar de nuevo para la peregrinación anual hacia la parroquia de Izamal el próximo 18 de octubre.

Como es tradicional los fieles cantaron las mañanitas mientras esta era colocada en su nicho; algo que los devotos hicieron con cierta nostalgia por las limitaciones que impuso la emergencia sanitaria del COVID-19.

De esta manera concluyó en Sitilpech las festividades en honor al Santo Cristo en la espera de que el próximo año esta sea en un ambiente diferente y sin limitaciones.