Mérida, Yucatán, 24 de septiembre de 2022 (ACOM). – El exceso de velocidad y la imprudencia estuvieron a punto de ocasionar una tragedia en la carretera Mérida-Valladolid, en donde un acelerado guiador estrelló su March contra una camioneta de la policía de Tixpéual.

Un agente policíaco estuvo a punto de ser arrollado, pero a final de cuentas el único que sufrió lesiones fue el conductor del auto.

El irresponsable hombre es repartidor del periódico “Por Esto” e iba a toda velocidad por la carretera y, a la altura del kilómetro 16, dormitó un par de segundos, sin percatarse que tenía enfrente a un agente policíaco de Tixpéual que abanderaba la zona donde trabajaba una grúa.

Sin control, el March se fue contra él, pero el uniformado logró esquivarlo. Sin embargo, el March se estrelló contra una patrulla de dicho municipio, la cual estaba detenida y fue lanzada hacia adelante unos 20 metros.

La camioneta quedó con fuertes daños en el costado izquierdo trasero, pero al March le fue peor porque se le destrozó el frente, incluso, su facia delantera terminó en el techo.

Paramédicos atendieron al guiador que sufrió golpes y lesiones, mientras peritos de tránsito tomaban nota de lo ocurrido.