Izamal, Yucatán; 5 de agosto de 2021 (ACOM).- A pesar de haber un incremento en la llegada de turistas a Izamal, artesanos aseguran que no han tenido buenas ventas en lo que va de la temporada de verano.

El arribo de los turistas no ha permitido mejorar la venta de los artesanos que hace unos meses fueron reubicados en el parque Zamná debido a las remodelaciones que se realizan actualmente en el parque Crescencio Carrillo y Ancona.

A la fecha varios puestos permanecen cerrados varios días y abren solamente los fines de semana.

Para el artesano Mario Che Galas las cosas van de mal en peor porque aun con la llegada de los turistas las ventas no mejoran puesto que la gran mayoría solamente observan y preguntan por los precios y no compran.

En las últimas fechas varias tiendas de artesanías abrieron por la calle que va hacia la pirámide de Kinich-Kakmó y esto de alguna manera representa una competencia desleal, ya que ellos no ofertan solo artesanías, sino que venden productos de importación que no representa la verdadera esencia de las manos mágicas de los artesanos de Izamal.

«Estamos abandonados a nuestra suerte, ya que las autoridades no ponen orden. A la larga terminará por afectar de manera irremediable a quienes realmente trabajamos la artesanía local», señaló.