Estados Unidos; 26 de enero de 2022 (Excélsior).- Un nuevo récord de casos de covid-19 se registró a nivel mundial la semana pasada a causa de la propagación de la variante Ómicron, aunque el número de muertes se mantuvo estable, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS reportó 21 millones de nuevos contagios de coronavirus en todo el mundo durante la última semana, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia.

Las muertes se ubicaron en poco más de 50 mil, agregó.

La cantidad de nuevas infecciones por coronavirus aumentó en un 5%, pero la tasa de aumento parece estar disminuyendo, según el balance.

La OMS dijo que el mayor aumento de casos se observó en Oriente Medio, con un aumento del 39%, seguido de un salto del 36% en el sudeste asiático.

Además, solo la mitad de las regiones informaron un aumento de covid-19, conforme a la evaluación semanal.

El lunes, el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que es peligroso suponer que Ómicron anunciaría el final de la fase más aguda de la pandemia de coronavirus, advirtiendo que las condiciones son ideales para que surjan más variantes del virus.