Mérida, Yucatán; 26 de abril de 2021.- El Instituto Nacional de Antropología e Historia INAH en Yucatán, informó que realiza acciones de conservación y restauración de El Monifato, pieza importante en la historia del puerto de Sisal.

La escultura de piedra, forma parte del inmueble conocido como Casa del Monifato, que es Patrimonio Histórico de Yucatán y Monumento Histórico por determinación de ley, en términos de los artículos 5, 35 y 36 de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, por lo que su salvaguarda es de interés general y orden público.

Por su parte Eduardo López Calzada, director del Centro INAH Yucatán, precisó “que esta escultura novohispana, estará siendo intervenida por expertos del INAH para recuperar sus características originales.

En su etapa preliminar los restauradores del INAH constataron que la escultura, se trata de un elemento de piedra tallada que es uno de los pocos ejemplos de la estatuaria civil novohispana de Yucatán, corresponde a una escultura antropomorfa que representa a un personaje masculino, aunque existe un debate sobre el simbolismo del personaje, sin embargo, es de manufactura y temporalidad similar a la fachada de la Casa de Montejo y de la propia Catedral de Mérida.

Según la restauradora Nancy Coronado Guajardo de la Sección de Conservación y Restauración del Centro INAH Yucatán el estado de conservación de la cultura, no es estable, debido a que se observaron dos grietas que parten del centro de la cintura y se dividen en dos direcciones contrarias, hacia arriba y que llega hasta el anverso de la pieza observándose un fragmento desfasado.

Asimismo, presenta erosión superficial asociada a procesos de disolución por la acción de la lluvia y posiblemente aerosoles marinos, teniendo como consecuencia la pérdida de la pátina y de una superficie heterogénea que se va desgastando con el tiempo.

En la casa colonial, se observa una lápida de piedra grabada con caracteres romanos que nos da a saber sobre el propietario de la casa y del año en que fue establecida: “ES DE ANDE ORDUÑA Y DE SU MUJER DOÑA GERONIMA Y DE SUS (h)EREDEROS. MDLXXXV”.

Debajo de esta leyenda se puede ver un escudo que tiene como fondo un árbol, por encima cruzan dos lobos o zorros con las cabezas mirando a la izquierda, uno arriba del otro, las figuras se encuentran en alto relieve y la forma que delimita el escudo en bajo relieve.

Los trabajos de restauración llevarán de tres a cuatro semanas, y consistirán en:
– Registro inicial y final
– Consolidación de las grietas
– Limpieza (mecánica y química)
– Resanes
– Reposición del fragmento de brazo
– Recubrimiento de protección para toda la escultura.
– Retiro de planta superior y resane de junta.
Tanto el inmueble como la escultura, son un Monumento Histórico protegido por la federación, y cuentan con protección del Centro INAH Yucatán.