El gobierno del estado presuntamente le retiró al Ayuntamiento de Izamal el comodato de un vehículo de traslado utilizado como cantina móvil, el pasado fin de semana.

Dos días después de los hechos y, al trascender, el caso en redes sociales, la autoridad estatal tomó la drástica medida.

El sábado por la noche, ciudadanos captaron que al interior del mencionado vehículo iban personas que ingerían bebidas alcohólicas.

Se trataba de integrantes del equipo Frailes de Izamal de la Primera Fuerza Estatal de Fútbol.

Los vehículos de traslados son entregados a los ayuntamientos por el gobierno estatal a fin de apoyarlos en la transportación de pacientes a instituciones de salud.

Algunas personas notaron que la ambulancia era utilizada con otros fines y había neveras, así como latas de cerveza, por lo que tomaron fotografías.

La situación se detectó en un negocio ubicado en el periférico de Mérida, en la salida a Cancún.

Al sentirse descubiertos, los futbolistas agredieron verbalmente y con señas obscenas a quienes se percataron de la situación.

Lo peor del caso, es que el regidor del ayuntamiento izamaleño, Mario Azcorra Rejón, está involucrado porque los acompañaba.

Luego de trascender en redes sociales el hecho anómalo, autoridades estatales decidieron retirar el vehículo del municipio.

Este martes, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) acudieron al edificio de la policía municipal para recuperar la unidad.

Hasta el momento, el alcalde priista Warnel May Escobar, no se ha pronunciado sobre el tema.

Te puede interesar: Izamaleño vivía con piedra de 250 gramos en la vejiga

Al respecto, el regidor de Morena, Erik Lugo Morales, opinó que existen otras maneras de apoyar al deporte.

Lamentó que el gobierno estatal haya tomado una medida que afecta la comunidad al quedarse sin un vehículo de traslado.

Israel Medina.