CDMX 08 de septiembre de 2019 (Agencias).- El cantante Camilo Sesto murió ayer a los 72 años. Su deceso fue anunciado a través de su cuenta oficial de Twitter, alrededor de las 11 de la noche tiempo de México.

“Queridos amigos y amigas. Lamentamos mucho comunicaros que nuestro gran y querido artista Camilo Sesto nos acaba de dejar. Descanse en paz”.

Un fallo renal provocó la muerte del cantante español Camilo Sesto la pasada noche en el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, en la capital de España, según apuntó el representante del cantante, Eduardo Guervós.

En declaraciones a la cadena estatal española (TVE), Guervós explicó que el estado de salud del artista se encontraba “muy deteriorado” a causa de estas complicaciones renales, por las que ya había sido ingresado el pasado año.

En agosto de 2018, el cantante debió permanecer durante unos días en el hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, cerca de Madrid, a causa de un cólico nefrítico.

Entonces acudió al centro médico aquejado de un fuerte dolor lumbar, que, tras las pruebas pertinentes, fue diagnosticado como cólico reno ureteral. Recibió el alta el 3 de agosto tras superar la complicación.

Camilo Blanes Cortés, su verdadero nombre, nació el 16 de septiembre de 1946 en Alicante, España.

Fue en la década de los 60, cuando The Beatles hacía furor por el mundo, cuando el joven amante de la pintura decidió formar con amigos el grupo Los Dyson, con quienes interpretaba covers del cuarteto de Liverpool.

En 1966, tras la separación de su primer grupo e influenciado por aquel ambiente de euforia musical, Camilo se integró a Los Botines, un grupo que no alcanzó el éxito esperado, pero hizo importantes aportaciones como su participación en la versión cinematográfica española de El flautista de Hamelín, así fue como llegó al mundo del cine, en el que también estuvo presente en Los chicos del Preu, una de las 100 películas españolas más vistas. Ahí consolidó la frase “Con esta la voy a armar, seré famoso, grabaré discos que se venderán por millones”.

Para la década de los 70 inició su carrera en solitario como Camilo Sexto. Ganó el premio Revelación en el Festival de los Olés de la Canción. Participó en el concurso Canción 71 con el tema Buenas noches y grabó su álbum Algo de mí, producido por Juan Pardo. Para ese álbum decidió cambiar su apellido de Sexto a Sesto e incluyó algunas composiciones propias, logrando la popularidad con temas como Lanza tu voz, A ti, Manuela, Ay, ay, Rosseta y Mendigo de amor.

Tras haber editado su segundo disco y obtenido una nominación al Grammy por To Be a Man como Mejor Canción Extranjera, la presencia de Camilo se hizo más fuerte en Latinoamérica, comenzando en Argentina donde recibió su primer Disco de Oro y fue invitado a participar en festivales como el OTI de la Canción, el Festival del Atlántico y el Festival de Viña del Mar en Chile.

Su proyección latinoamericana le dio varios Discos de Oro en Venezuela, México y Chile y, al mismo tiempo, lo llevó a protagonizar puestas en escena en España como Jesucristo Superestrella, la cual fue reconocida por Andrew Lloyd Webber (compositor) como la mejor que se había hecho después de la original.

En la década de los 80 y ya consolidado como uno de los más importantes cantantes españoles se mantuvo vigente con los cambios que surgían en los sonidos de la época, dándole así un espacio a la vigencia y lo que lo llevó a hacerse acreedor de la Gaviota de Plata en el Festival de Viña del Mar. También continuó con su carrera como actor y compositor dándole al mexicano José José el tema Insaciable amante, el cual se editó en el álbum Amor, amor.

Su éxito lo llevó hasta Estados Unidos donde se presentó en Las Vegas y recintos como el Madison Square Garden de Nueva York, alternando su residencia entre el país anglosajón y su lugar de origen. La trayectoria de Camilo Sesto lo llevó a colocarse en un lugar privilegiado de la música, en la que  fue conocido como “el famoso español más famoso de la historia”.

Editó 29 discos, de los cuales uno sigue inédito, además de que escribió su historia de vida en Biografía y memorias y colaboró con artistas como Rocío Dúrcal, Alaska, Ángela Carrasco, Lani Hall, Lisa Ball y Charytín Goyco; también escribió temas para telenovelas como Colorina y canciones rancheras como Cómo haré para entender y No cierres tus ojos.