Mérida, Yucatán; 21 de febrero de 2022 (ACOM).- Dos pesados tráileres se dieron un “rozón” en la carretera Mérida-Tetiz, lo que ocasionó que un operador perdiera el control del volante y se saliera aparatosamente del camino.

Gracias a que se impactó contra un montículo de piedras fue que logró detenerse, pues de lo contrario el accidente habría tenido mayores consecuencias.

El percance se dio a la altura del kilómetro 7+500 de la vía mencionada, cuando un tráiler Kenworth de color rojo con el contenedor vacío avanzaba sobre el carril derecho, y a la izquierda iba un vehículo similar de color blanco, cuya carga eran desperdicios de una cervecería.

El problema se dio cuando, al llegar a una curva, el vehículo que llevaba basura de la cervecería rebasó al Kenworth, y con las llantas del costado derecho trasero le dio un “rozón” a la parte izquierda de la defensa.

A esa velocidad y con el peso que llevaba encima, el “rozón” recibido bastó para que el operador del tráiler de color rojo perdiera parcialmente el control del volante y se fue hacia la derecha, se salió de camino y avanzó varios metros en la maleza.

Hasta ahí llegaron agentes policiacos a tomar nota de lo ocurrido, solicitándose además la asistencia de las aseguradoras correspondientes para todo lo relacionado con los daños materiales, y se pidió también el apoyo de grúas para sacar al tráiler de color rojo de donde quedó atorado y con fuertes destrozos a la vista. Nadie salió lesionado.