Mérida, Yucatán; 21 de febrero de 2020 (ACOM).- Sin una llanta fue como acabó un camión de la ruta Porvenir cuando transitaba de oriente a poniente sobre la calle 49 con 72 del centro de Mérida.

El camionero informó que de repente sintió como el volante comenzó a vibrar por lo que redujo su velocidad para estacionarse, ya que pensó que se le había ponchado una llanta.

Mientras intentaba parar, los pasajeros y el conductor sintieron un fuerte sacudón y al bajar a inspeccionar notó que una de las llantas delanteras se salió tomando dirección contra un auto estacionado.

El camionero pidió a los pasajeros que se pasaran a otra unidad de transporte público para que puedan llegar a sus destinos.

Afortunadamente todo quedó en un susto.