Mérida, Yucatán; 23 de agosto de 2021 (ACOM).- La construcción de vivienda se acelera en Yucatán, principalmente con programas de interés social para familias nuevas. Según datos de la Encuesta Nacional de Vivienda (ENVI-2020), que realizó el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), un 68% de las viviendas en nuestro estado son propias y 16 es rentada y viven en casas promedio superiores a los 55 metros cuadrados.

La información indica que el 92% de las casas habitadas en nuestro estado son fabricadas por bloques, el 89% cuenta con cocina, el 98% tiene sanitario y el 77% cuenta con agua potable.

Con las mismas cifras, en promedio cada vivienda en Yucatán tiene una antigüedad de 11 años, en su gran mayoría fue edificada con recursos propios del dueño, un 98% requiere ya reparaciones y que anualmente invierte unos 26 mil pesos en mantenimiento.

Un 51% de la población yucateca no tiene acceso a un crédito bancario y que la demanda de vivienda aumentará en los próximos años. Según se dio a conocer el último levantamiento de vivienda que se realizó en 2014 en Yucatán se reportaron 507 mil casas habitadas, lo que indica que en seis años en nuestro estado aumentaron unas 151 mil viviendas, en las 10 mil 504 localidades o asentamientos que tiene el estado.

Con los mismos datos, el 57% de los propietarios construyó su propia vivienda, el 65% realiza mantenimientos permanentes y la pandemia obligó a que al menos un 54% postergara realizar mejoras y nuevas obras durante 2020.

En cifras de esta evaluación, 2 de cada 3 propietarios yucatecos vive en una casa menor a los 100 metros cuadrados, en un terreno menor de 300 metros cuadrados. Entre un 20 y 30% de los propietarios manifestó la necesidad de crecer su vivienda debido a las necesidades de familia, siendo que, el 60% de los propietarios no cuenta con recursos suficientes para estas ampliaciones.

El levantamiento del Inegi indica también que, si bien, el número de viviendas financiadas por instituciones públicas (Infonavit, Fovissste) va aumentando, los procesos y modelos de vivienda para la población no son satisfactorias, por lo que es preciso mejorar las condiciones de calidad, espacio y ubicación de los proyectos que se emprenden.

Los mismos datos indican que, de los 658 mil propietarios de viviendas en Yucatán, 473 mil cuentan con un título de propiedad, en tanto que, 185 mil no tienen título de su vivienda.

Yucatán es el séptimo nacional en viviendas adquiridas a través de créditos del Infonavit; el décimo en créditos a vivienda otorgados por Fovissste. El 52.5% de los adquirentes de casas realizadas a través de este mecanismo reportó grietas, humedad y malos acabados en sus viviendas.

Con respecto al segmento agregado por la pandemia del Covid-19, los datos indican que, la inversión en mejoras y mantenimiento en casa-habitación se redujo en un 49% en 2020 y que el 32% de los propietarios de vivienda postergó la necesidad de una ampliación, mejora o mantenimiento debido a la pandemia.