Mérida, Yucatán; 12 de octubre de 2019 (ACOM).- Temas relacionados con la seguridad, tarifas eléctricas y otros problemas que atraviesa el comercio fueron tratados durante la reunión de presidentes de Cámaras Nacionales de Comercio de la zona sur-sureste de México, que se efectuó en Mérida.

Al ofrecer detalles del encuentro, el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco), José Manuel López Campos, dijo que a través de este se pudo llegar a acuerdos importantes para atender las problemáticas que aquejan a esta región de México, al tiempo que afirmó que también se buscan estrategias para su solución.

De igual manera, Javier Zaldivar Rodríguez, vicepresidente región sur de Concanaco, explicó que en dicha zona las constantes manifestaciones y movimientos han generado atrasos en el traslado de mercancías, afectando a los comercios.

“Buscamos consolidar que podamos circular como marca la ley, un libre tránsito como marca la ley. Es un tema muy importante para nosotros. Estamos trabajando de la mano con nuestro presidente, apoyando esta petición de las cámaras del sur del país”, explicó.

“Queremos consolidar todo lo que es el turismo, nosotros tenemos a Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Veracruz, que es el estado que más aporta el PIB nacional. Somos estados, grandes productores del sector primario”, dijo.

A su vez, Juan José Abraham Daguer, vicepresidente sureste, recordó que esta zona de México también atraviesa por problemáticas específicas que causan estragos al comercio.

“El problema que se ha tenido con la baja en la producción petrolera, en Tabasco y que ha causado una depresión en la actividad económica de esos estados. También están los temas de seguridad en Quintana Roo. Desde luego, Yucatán, con los retos que el Estado tiene”, mencionó.

“Se habló de problemáticas comunes, como las tarifas de energía eléctrica, la luz, que en la Península es de los más caros, la falta de gas natural, también”, agregó.

Por otro lado, López Campos habló sobre la importancia de buscar alternativas para el funcionamiento de los proyectos emblemáticos del gobierno federal.

“Lo que nosotros quisiéramos en el sur-sureste, es que tanto el Tren Maya como el Canal Transístmico de Tehuantepec, los viéramos como proyectos de no solamente conectividad y poblaciones que va unir, si no como de reordenamiento territorial y de atracción de inversiones para la formación de cluster logísticos y de acopio de productos y que los gobiernos de los estados se sumaran a estos proyectos”, explicó.

“Tiene que hacerse con este proyecto, además del reordenamiento territorial, el desarrollo regional puede ser impulsado con esta transportación de la mano con el gobierno federal, dándole incentivos fiscales a quienes inviertan en la ruta, impulsado la producción local y generando una fortaleza logística que ligue al Tren Maya con la conectividad terrestre por carretera y también con la conectividad marítima”, subrayó.