Mérida, Yucatán; 21 de junio de 2021 (ACOM).- «Es importante que las empresas y establecimientos operen con sus protocolos de salud, sin importar el color del semáforo epidemiológico», consideró el presidente de la Confederación de Cámara Nacionales de Comercio, José Manuel López Campos.

El líder empresarial señaló que es imperante que esta estrategia funcione solamente como un pulso de la situación de la pandemia en el país o en los estados y no como un mecanismo para inhibir la actividad económica, la cual poco a poco va teniendo visores de mejora tras la severa crisis que ha dejado la llegada del COVID-19.

«El semáforo es un indicador de que se tiene un mayor número de contagios y una menor disponibilidad de camas, no es para parar la planta productiva, ni cerrar los establecimientos sino actuar de manera responsable, cumpliendo los protocolos de seguridad», dijo.

Mencionó que se trabaja con autoridades de salud federal para reforzar las acciones preventivas en los principales destinos turísticos de México, con motivo del inicio del periodo de verano, a fin de que se pueda aplicar pruebas de detección de coronavirus y otras acciones para contener eventuales contagios sin detener la actividad.

Insistió en que, a estas alturas de la reactivación económica, es imposible pensar en poner un freno para los comercios, sobre todo, tras más de un año sin ingresos fijos, por lo que reiteró que se debe vigilar que estos estén apegados a los lineamientos de salud.

«Sin importar el color del semáforo, si una empresa cumple con los protocolos de salud y todas las normas de prevención, no tendría por qué cerrar. En este momento que hay vacunas y se ve la luz al final del túnel, en cuanto al control de la pandemia, es importantísimo que no se detenga el proceso de recuperación económica», recalcó.

El líder de la Concanaco advirtió que un cierre de comercios y empresas podría significar la desaparición de una buena parte de estos, lo que pondría en grave riesgo la economía de todo México.