Mérida, Yucatán, 12 de octubre de 2021 (Por José Alonso García Orozco). – El Juego del Calamar es una serie que se ha vuelto viral desde su fecha de estreno y sigue dando de qué hablar por su intensa historia y las actuaciones.  Tan es así, que Netflix ya la considera su serie más exitosa.

En Reporteros Hoy, te presentamos 7 aspectos que tal vez pasaste por alto:

1.- ¿Sabías que una mexicana estuvo involucrada en la serie?

Así es y se trata de Carla Fernanda Ávila, una joven que hizo una peculiar aparición representando a una escultura humana, por medio del body painting. La escena sucede mientras el ¨líder¨ y los ¨VIP¨ están absortos en el antepenúltimo juego.

Carla Fernanda, quien estudió finanzas y radica desde hace cuatro años en Corea del Sur,  decidió probar suerte como actriz y tuvo la oportunidad de participar en la serie de la popular plataforma de streaming.

2.- La historia ha sido criticada y acusada de plagio de obras como As the Gods Will (2011), dada su similar premisa, sin embargo, el director de la serie aclaró que la idea original data del 2008, pero no había contado con el apoyo financiero, ya que se le consideraba demasiado violenta y compleja. Y no fue hasta el 2019 cuando Netflix le dio luz verde al proyecto.

3.- Todos los juegos estaban representados con dibujos en la gran habitación en donde dormían los participantes, pero no se podían apreciar por las camas y no fue hasta que los fueron eliminando, cuando las figuras podían verse a plenitud.

4.- El diseño de las escaleras está inspirado en ¨La Relatividad¨, una pintura de Maurits Cornelis Escher.

5.- El número telefónico en el que se comunicaban los seleccionados para confirmar su participación es real y perteneció al negocio de una persona común y corriente. La producción no verificó lo anterior y, por supuesto, hubo quienes, al ver la serie, llamaron. Tuvieron que arreglar esta omisión.

6.- Para el primer juego y las respectivas escenas de los dormitorios, en realidad se necesitaron 456 actores, tanto protagonistas, como extras. Esto, porque el director quería dar más realismo a las imágenes y evitar el uso de efectos especiales.

 7.- Hay una teoría que indica que cuando los aspirantes al juego se enfrentaban al reclutador, era clave el color de la tarjeta azul o roja para ser jugador o soldado.

Pero, si se analiza con detenimiento la escena en la que exhiben un video de los participantes y el momento en el que fueron reclutados, se puede apreciar que, por lo menos, una persona escogió el color rojo y, aun así, terminó como jugador, haciendo que la mencionada teoría sea descartada.

¿Y qué te pareció el cover de la canción ‘Fly me to the moon’?