Tizimín, Yucatán; 21 de octubre de 2021 (ACOM).- Tras denuncia pública, agentes de la policía municipal acudieron a un predio sobre la calle 52-B por 37 de la colonia 8 calles para desmantelar un presunto clandestino.

Cuando llegaron le explicaron a la propietaria el motivo de la denuncia y al entrar al lugar encontraron a varios parroquianos ingiriendo bebidas embriagantes. También se le informó el decomiso del producto ya que se prohíbe la venta de cerveza sin el permiso correspondiente.

Los uniformados detuvieron a 8 personas, se aseguraron motocicletas y varias cajas de cervezas, algunas vacías y otras con líquido. Aunque la policía dice que la dueña del lugar les permitió la entrada, los vecinos indicaron que los agentes llegaron e irrumpieron en la casa sin avisar.