Izamal, Yucatán, 14 de noviembre de 2022 (ACOM).- Habitantes de las comisarías de Kimbilá y Citilcum amanecieron con la sorpresa de que la carretera que las comunica estaba cerrada por trabajos de construcción del Tren Maya.

La circulación de sur a norte con rumbo a Citilcum fue desviada hacia un camino blanco que se habilitó desde la semana pasada, mientras que, de norte a sur, hacia Kimbilá, se tenía una vía lateral en mal estado, lo que causó el enojo de los conductores.

Además de que no se avisó a tiempo a los pobladores de ambas localidades, hubo desorganización en la colocación de los señalamientos de desvío.

Las obras continúan y generó preocupación que se construye la base de un puente y temen que en realidad se pretenda construir otro “paso deprimido”.