Mérida, Yucatán; 9 de agosto de 2019 (ACOM).- A casi 10 días de que inició de manera formal la pesca de pulpo en Yucatán, hasta ahora no hay reportes oficiales en cuanto al volumen de producto que ha dejado la captura de este molusco, según reportan representantes del sector pesquero.

Según la Cámara Nacional de Pesca y Acuacultura del Estado, esto es debido a que no hay una contabilidad por parte de las autoridades federales, pues la Conapesca local no cuenta con el personal para ello por lo que no se tiene una cifra real.

Estimó que hasta ahora ya se obtuvieron unas 800 toneladas capturadas de molusco, cifra que resulta mucho menor a la obtenida en el mismo periodo, pero del año pasado, cuando había unas mil 600.

Se precisó que en el oriente la pesca de pulpo está casi abandonada, pues sólo se está capturando el producto en el Poniente del Estado, aunque solo la mitad de las lanchas con permiso para esta pesquería están yendo por el molusco.

Asimismo, el precio del pulpo sigue por los suelos, según refieren los propios pescadores de la especie, pues el kilo apenas alcanza los 50 pesos, aunque dicen que hay sitios en los que ni siquiera llega a los 40 pesos.

“Se ha estado depredando todo el año y ahorita con las calmas y todo lo que ha habido no hay para trabajar, no hay viento suficiente para trabajar y aparte por el precio que arrancó a 46 pesos el kilo, por ahí se pagó a 30 pesos, dicen, no sé, pero ahí donde estamos está a 46 pesos y ahorita habrá subido dos pesos más, ya llegó a 50, pero no es el caso, no alcanza”, explicó Ricardo Casanova, pescador de la flota menor.

“La verdad, estamos al diario y no sale ni para levantar ni para los nortes que vienen”, comentó.

Los hombres de mar advierten que debido a que los furtivos acabaron con gran parte de la biomasa del pulpo antes de que inicie la temporada captura, se tiene bastante producto disponible en el mercado, mientras que el estado del tiempo, les juega en contra.

Esperan que en breve pueda mejorar su situación, pues dicen que hoy apenas sacan para el día a día.