Mérida, Yucatán, 13 de septiembre de 2021 (ACOM). – Un taxista intentó quitarse la vida al ingerir pastillas para el dolor, pero fue atendido a tiempo para evitar un final fatal.

El hombre se encontraba con su familia en su domicilio de la calle 120 x 81 y 83 del fraccionamiento Viva Caucel.

La esposa del ruletero se percató que se había tomado varias pastillas que lo hicieron convulsionar, por lo que llamó a los números de emergencia.

Al lugar, arribaron paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) quienes valoraron al sujeto el cual presentaba un cuadro de intoxicación por lo que fue trasladado a una clínica de la ciudad de Mérida para su atención.