Mérida, Yucatán; 19 de agosto de 2022 (ACOM).- La presencia de marea roja ya causó un severo impacto a la pesca de Yucatán, pues las principales pesquerías están prácticamente detenidas.

El presidente de la Confederación Mexicana de Cooperativas Pesqueras y Acuícolas (Conmecoop), José Luis Carrillo Galaz, confirmó que la zona que va de Santa Clara hasta Chuburná, que abarca unos 82 kilómetros de costa, se vio afectada por el paso de la marea roja, fenómeno que sigue avanzando hacia el poniente de la entidad, causando la muerte de especies marinas, impidiendo la realización de labores de captura.

«En lo que respecta al mero, al pulpo y a la langosta de esa zona, la producción es cero. La marea roja, lo que afecta es que no hay nada. Mata todo. Aunque salgan, no hay especies que pescar. Aun alejándose, no. El impacto es fuerte. Tendrían que alejarse a donde están los barcos y los barcos también están reportando bajas capturas», explicó.

Según el entrevistado, tendría que llegar a Yucatán un huracán, una tormenta tropical o algún fenómeno meteorológico que remueva el lecho marino y que propicie una mejor oxigenación, tras el paso de la marea roja, para que las especies regresen y puedan ser aprovechadas, aunque esta posibilidad se vislumbra remota.

Debido a esta situación, señaló que los pescadores locales ya han aceptado que la actual temporada ya está impactada, en cuanto a las pesquerías de mero y pulpo.

«Es una temporada impactante Al menos que suceda algo extraordinario, un evento climático que nos favorezca pero, por el momento. La temporada está perdida. La marea roja se va a quitar en un mes pero el efecto del daño ya está hecho», reconoció.

Mencionó que las autoridades tendrían que considerar una estrategia de apoyos para los pescadores locales, por lo que se pedirá al comité de seguimiento a la marea roja en la entidad evaluar el impacto social que dejó este fenómeno en los puertos del Estado y así efectuar un programa emergente de ayuda a los afectados.