Mérida, Yucatán; 5 de septiembre de 2022 (ACOM).- Trabajadores del Poder Judicial solicitaron de nueva cuenta un incremento al salario de por lo menos un 17% para 2023, según dieron a conocer este día.

Al respecto, Renán Puc Chí, secretario general del Sindicato de Trabajadores del Poder Judicial, aseguró que, en esta ocasión, el aumento solicitado obedece a que, el próximo año, sus agremiados tendrán que cubrir una cuota mayor al Isstey, según la reforma aplicada a este organismo.

«El aumento solicitado representa el doble de la inflación estimada por el Inegi para el 2023», explicó.

De igual manera, adelantó que los trabajadores pedirán la homologación de sus prestaciones a las que reciben los elementos de la Fiscalía y la SSP, es decir, que tengan becas completas en escuelas privadas para sus hijos.

«También solicitamos apoyos para transporte y alimentos de manera bimestral, puesto que los jueces, magistrados y consejeros del Poder Judicial tienen estas prestaciones, aparte de sus vales de despensa, por lo que sería equitativo que los trabajadores las tengan», comentó.

Asimismo, se pidió apoyo para vivienda, pues dejó en claro que los trabajadores «tienen el anhelo de estar incorporados al Infonavit», por lo que solicitarán que haya una partida presupuestal para que puedan obtener el beneficio.

Otras de las peticiones, es que haya más personal y cajeros automáticos en los juzgados mixtos, que se atiendan las necesidades del personal que labora en el Centro de Justicia Oral de Mérida (CJOM), el cual requiere de dos juzgados más para disminuir cargas de trabajo, así como más juzgados familiares.

«Los trabajadores también pedimos un bono de fin de año de por lo menos 15 días de salario, por lo que también se requiere que haya una partida presupuestal, pues desde hace 26 años recibimos este apoyo y queremos que se conserve», externó.

Puc Chí aclaró que es justamente en este mes de septiembre cuando se tiene que establecer el incremento y las prestaciones económicas de los trabajadores para el próximo año, según lo dispuesto en la reforma al Poder Judicial, por lo que insistió en que esta se tiene que cumplir.

«Que la reforma no se quede en el nombramiento de magistrados, sino que permee en los derechos de los empleados y que haya justicia pronta. Es por eso que pido a los magistrados y consejeros que cumplan con los mandatos y se revisen las necesidades de los trabajadores. Si no hay condiciones justas no habrá justicia», finalizó.